La incontinencia urinaria es un problema común que disminuye la calidad de vida, y sin embargo es todavía un tema tabú para muchos hombres y mujeres.

Hay 2 tipos principales de incontinencia urinaria. La primera, la incontinencia urinaria de esfuerzo (aproximadamente 80% de los casos) puede ocurrir en el menor esfuerzo como reír, toser o salto. El segundo es la incontinencia urinaria de urgencia (aproximadamente 10% de los casos). Esta se manifiesta por la incapacidad para retener la orina, causando necesidades urgentes. También existe la incontinencia urinaria mixta, que es una combinación de los dos tipos.

Alrededor del 20% de las mujeres mayores de 40 años padecen incontinencia urinaria provocada por una disminución de la capacidad de contraer ciertos músculos. Alrededor de un tercio de las mujeres embarazadas (debido al peso bebé que se apoya en el suelo pélvico, así como los grandes estiramientos musculares sufridos durante el parto) también sufren algún grado de incontinencia urinaria.

La rehabilitación del suelo pélvico es un método simple y eficaz para resolver la incontinencia urinaria sin recurrir a la medicación o la cirugía. Al final de su evaluación, el fisioterapeuta se tomará el tiempo para explicar y darle un programa de ejercicios específicos para su condición. Estos ejercicios tendrán como objetivo mejorar la función de los músculos del suelo pélvico. A partir de entonces, los tratamientos consisten en ajustar el programa de ejercicio, así como la posibilidad de utilizar, entre otros, la estimulación muscular con biofeedback. Todas estas técnicas son indoloras.

Los tratamientos de la incontinencia urinaria, una vez valorados y dependiendo del estadio en que se encuentre la disfunción, se valorará conjuntamente con el paciente la necesidad de realizar el tratamiento de forma individual dando pautas para continuar el tratamiento en casa o la posibilidad de realizar clases en grupo para supervisar más de cerca los ejercicios hasta la total recuperación

Los resultados son notables después de algunos tratamientos si el programa es seguido en casa. Esta es una patología mucho más común de lo que se piensa y no produce ninguna molestia hablar con un profesional de la salud como el fisioterapeuta. No dude en romper el silencio y contactar con nosotros.