¿Qué es el Pilates Clínico?

El Pilates Clínico es un tipo de ejercicio físico centrado en la postura, la estabilidad de los músculos del tronco, el equilibrio, el control corporal, la fuerza, la flexibilidad y la respiración. El Pilates Clínico utiliza como sistema de prevención de lesiones y como tratamiento de éstas en la fase final de la rehabilitación. Este método se inició en el siglo XX durante la primera guerra mundial como tratamiento de los soldados y evolucionó como un sistema de entrenamiento para bailarines. Actualmente existe el Pilates convencional y el Pilates Clínico orientado a la salud. Cada día existe más evidencia clínica de la mejora de los pacientes utilizando el Pilates Clínico.

Aunque el Pilates Clínico puede ser muy beneficioso para la prevención y tratamiento de ciertas lesiones, es necesario que éste esté dirigido a cada caso en concreto y con una valoración previa de las necesidades particulares. Esto asegura las mejoras que se buscan y se evitan los riesgos de lesión. Por eso en Clínica FIO2 antes de iniciar el Pilates Clínico revisamos la historia clínica de nuestros pacientes y nos marcamos unos objetivos a trabajar.

¿Cuáles son los principios del Pilates Clínico?

Hay 6 principios básicos en el Pilates Clínico que deben ser aplicados en todos los ejercicios para asegurar el máximo beneficio. Estos incluyen:

La concentración

Concentrarse en la correcta ejecución de cada ejercicio de Pilates Clínico y los músculos específicos involucrados.

La postura

Centrarse en la correcta posición de la columna vertebral y la activación de los músculos de estabilización (músculos del suelo pélvico y transverso del abdomen) para apoyar la zona lumbar y la pelvis.

El control

Mantener una posición óptima y control de todos los movimientos durante la práctica del Pilates Clínico.

El movimiento fluido

Hay que trabajar sin problemas y haciendo que cada movimiento sea eficiente y fluido.

La precisión

Realizar cada ejercicio de Pilates Clínico con atención a los detalles y de una manera precisa para garantizar la técnica correcta.

La respiración

Mantenerse relajado y seguir respirando durante todos los ejercicios de Pilates Clínico. No aguantes la respiración.

¿Cuáles son los beneficios del Pilates Clínico?

Existen numerosos beneficios que se pueden obtener a partir de la realización de ejercicios de Pilates Clínico . Algunos de estos incluyen:

Mejora la postura y la estabilidad de la base

El aumento de la fuerza muscular y la flexibilidad

Prevención de lesiones

Ayuda en la fase final de la rehabilitación evitando las recaídas

Restauración de los patrones de movimiento normales

Mejora el control de la respiración

Aumenta la coordinación y el control muscular

Fortalece los abdominales y el suelo pélvico evitando disfunciones de éstos

Mejora el tono general del cuerpo y la forma física aumentando mejora el equilibrio

Consulta con la fisioterapeuta qué puede hacer el Pilates Clínico en tu caso en concreto. Contacta con nosotros para informarte y/o reservar cita.