¿Qué son los abdominales hipopresivos?

Los abdominales hipopresivos es un método de ejercicios donde existe una disminución de la presión intraabdominal. De esta manera se puede trabajar la musculatura sin ejercer una presión perjudicial sobre la pared abdominal ni el suelo pélvico.

Los abdominales hipopresivos preparan nuestra musculatura para soportar actividades de la vida diaria u otros ejercicios que provocan un aumento de la presión en la cavidad abdominal, de esta manera nos protege ante problemas derivados de estas prácticas. Actualmente también se utilizan para tratar algunas patologías que especificaremos más adelante.

Existen estudios que prueban los beneficios de los abdominales hipopresivos.

¿Qué beneficios tienen los abdominales hipopresivos?

Existen numerosos beneficios, entre los cuales:

Reduce el tamaño de la cintura y aplana la pared abdominal (media de reducción del 8%)

Aumenta el tono muscular abdominal y del suelo pélvico (media 58%)

Es eficaz en la prevención y tratamiento de la incontinencia, el prolapso y las hernias

Aumenta la fuerza explosiva y la capacidad anaeróbica para el rendimiento deportivo

Aumenta el metabolismo

Ayuda en la mejora de la función sexual

Mejora la postura (especialmente la cadena posterior)

Activa el sistema nervioso simpático.

¿Cómo funcionan los abdominales hipopresivos?

El método hipopresivo fue desarrollado en Europa por el Dr. Marcel Caufriez en la década de 1980 como un tratamiento no quirúrgico para las mujeres con problemas del suelo pélvico. La técnica de respiración específica empleada en este método conjuntamente con unas posturas concretas, producen la contracción involuntaria de la musculatura abdominal y del suelo pélvico. La respiración, las posturas y la contracción involuntaria de la musculatura crea un efecto de vacío sobre el suelo pélvico, las vísceras y la pared abdominal consiguiendo un efecto rehabilitador.

Los abdominales hipopresivos contraen las fibras musculares tónicas, que forman entre el 75 y el 80% de la musculatura del abdomen y suelo pélvico. Los ejercicios tradicionales trabajan un porcentaje mucho menor, tan sólo un 4.3%, por lo que no se muestran tanto efectivos como los abdominales hipopresivos en el tratamiento de patologías.

Una vez las fibras musculares son capaces de hacer su función y con un programa de mantenimiento, los músculos abdominales y del suelo pélvico trabajan continuamente, incluso en reposo, manteniendo su efecto protector. Al final del tratamiento se consigue que la musculatura abdominal, el suelo pélvico y el diafragma trabajen como una unidad.

¿Cuando están indicados los abdominales hipopresivos?

En disfunciones del suelo pélvico como incontinencia, prolapso o disfunción sexual

Si quiere trabajar los abdominales sin afectar las vísceras abdominales

Antes o después del embarazo como prevención de patologías

Mejoras de la fisiología como corregir la postura o favorecer la circulación de las piernas que aumentará la eficiencia corporal

En deportistas para mejorar el rendimiento

Consulta con la fisioterapeuta qué beneficios puede obtener de practicar los abdominales hipopresivos.